Pronunciamientos

 

  • La RLCA insta a los Gobiernos Locales de Latinoamérica a adoptar medidas ante el aumento de las violencias contra las personas LGBTI en la región.

 

 

En los últimos 5 años los crímenes de odio por orientación sexual e identidad de género aumentaron en 10 países de América Latina y el Caribe; según datos del Sistema de Información sobre Violencias de la Población LGBTI en la región, unas 1.300 personas de estos sectores sociales han perdido la vida de manera violenta; en Brasil se estima que el número aumenta de manera exponencial en este mismo período.

 

Ante estas alarmantes cifras la RLCA invita a los demás gobiernos locales a redoblar los esfuerzos para que existan más Estados que desarrollen acciones para erradicar la discriminación, promoviendo leyes a favor de los derechos de las personas LGBTI y definiendo líneas para investigar y sancionar actos de violencia motivados por el odio hacia las orientaciones sexuales e identidades de género diversas.

 

Este llamado también es a realizar esfuerzos suficientes para investigar la prevalencia de la violencia y discriminación por prejuicio contra las personas LGBTI, para ello se requiere el desarrollo de mecanismos que recopilen datos en materia de violación de derechos humanos de personas LGBTI, inclusión de las variables de orientación sexual e identidad de género en los sistemas de información oficial, y aplicación de instrumentos cualitativos y cuantitativos sobre violencias originadas por motivos relacionados con la diversidad sexual.

 

Finalmente, el llamado es a no retroceder en el reconocimiento de los derechos humanos de personas LGBTI, si bien este progreso se ha concentrado en algunos Estados de Latinoamérica, es evidente que existe una ola conservadora que pretende fomentar un modelo de sociedad desigual y excluyente, en el que no hay cabida para la diversidad, lo que posiciona en la agenda política gubernamental discursos de odio y discriminación hacia lesbianas, gays, bisexuales, transgéneros e intersexuales.

 

 

Descargue aquí el pronunciamiento

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario