Investigaciones

INTERSECCIONALIDAD EN LAS POLÍTICAS LGBTI METROPOLITANAS

 

La guía que tienen en sus manos es el resultado final del proyecto piloto «Interseccionalidad en las políticas lgbti metropolitanas». Un proyecto impulsado por Metrópolis (la Asociación Mundial de las Grandes Metrópolis) y liderado por Montevideo que busca poner en común, junto con Barcelona, Berlín, Buenos Aires, Ciudad de México y Medellín, las reflexiones y la experiencia generadas por estas ciudades y espacios metropolitanos en la incorporación de la interseccionalidad en las políticas lgbti. Los espacios metropolitanos son aglomeraciones urbanas complejas. Por una parte, son fuente de oportunidades e innovación, pero, al mismo tiempo, muestran fracturas sociales y discriminación. Además, son espacios densos con alto número de población. Metrópolis, consciente de esta realidad, aboga por una gobernanza metropolitana sobre la base de la cohesión social, la sostenibilidad, el desarrollo económico y la igualdad de género, que ponga en el centro de las políticas a las personas. En definitiva, una gobernanza que asegure calidad de vida a toda la ciudadanía. Una ciudadanía que es heterogénea y diversa. Las personas en los entornos urbanos suman muchas identidades e intereses (algunas veces contrapuestos) al mismo tiempo: género, raza, edad, religión, capacidades, posición social y económica, entre otros. Para dar respuesta y encontrar soluciones compartidas, en 2017, el Consejo de Administración de Metrópolis planteó los proyectos piloto. Los proyectos piloto quieren ser la traducción práctica de las reflexiones políticas y las orientaciones estratégicas de nuestra red. octavi de la varga Secretario general Asociación Mundial de las Grandes Metrópolis � 10 interseccionalidad en las políticas lgbti metropolitanas Estos, para poder ser aprobados, debían contar con una serie de elementos clave. Entre otros, tener al menos tres miembros de al menos dos regiones diferentes de Metrópolis; generar un lugar donde intercambiar conocimiento, mapear experiencias y realizar diagnósticos; proponer ideas, metodologías y soluciones a los retos metropolitanos desde una perspectiva de gobernanza, diseño de políticas públicas y servicios locales; ser útiles al conjunto de la membresía de la asociación. Vivimos en un escenario global de incertezas, de contextos nacionales y locales cambiantes en los que los logros en derechos y libertades no pueden darse por seguros. Los proyectos piloto han permitido generar redes de conocimiento e innovación que van más allá de las propias ciudades o áreas metropolitanas participantes. Y están generando marcos de referencia, como esta guía que refleja el compromiso de gobiernos locales a fin de que una parte de la ciudadanía tradicionalmente sujeta a discriminaciones pueda hacer realidad el derecho a la ciudad. El enfoque interseccional del proyecto nos muestra que todas las personas, incluso aquellas que se autoidentifican como lgbti, sufren multiplicidad de desigualdades que, a su vez, generan un nuevo tipo de discriminación que no es la mera suma de todas esas desigualdades. Estoy convencido de que los resultados de este proyecto piloto contribuyen a la consecución de sociedades diversas, que no dejan a nadie atrás y que se preocupan por asegurar la calidad de vida de toda su ciudadanía. Finalmente, me gustaría destacar que a este proyecto posteriormente se han sumado otras ciudades como Bogotá, de Colombia, o Rosario, de Argentina, lo que demuestra la importancia y el interés de esta iniciativa y, sobre todo, la voluntad de poner a disposición de toda la membresía de Metrópolis un instrumento útil y práctico para el diseño de políticas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario